mayo 30, 2024

A la hora de elegir una nueva pantalla, suelen surgir varias dudas: ¿a qué distancia va a estar de la zona de visionado, ¿va a encajar bien en el espacio que tengo pensado para ella?, si está muy lejos, ¿qué resolución le iría bien?

En este artículo, vamos a echarte una mano con estas cuestiones y algunas más.

Distancia de la pantalla

Cuanto más lejos esté la TV, más complicado será leer los subtítulos o ver los pequeños detalles. No obstante, si estás demasiado cerca de una pantalla grande, tampoco podrás apreciar la imagen en su totalidad. En general, las TV de menos de 32 pulgadas son ideales para un dormitorio o cocina. Los televisores de entre 33 y 65 pulgadas son la mejor opción para el salón. Si lo que quieres es un sistema de cine en casa, las pantallas de 65 pulgadas en adelante son la opción ideal. Como puedes ver, la función que quieras darle a la pantalla es clave para decidir este aspecto.

Ejemplo de TV anclada a pared con nuestro soporte LP2042TNL-B, perfecto para colocar en el salón sin ocupar espacio en los muebles.

La resolución

La resolución es el número de píxeles que se combinan para crear la imagen en la pantalla. Una mayor resolución significa mayor número de píxeles, por lo que la imagen tiene una mayor nitidez. Por ejemplo, una resolución 4K o es cuatro veces más nítida que la resolución de una pantalla Full HD. Con un televisor pequeño, no vas a notar una diferencia inmediata en la resolución. Por ello, si lo que quieres en la habitación es alta calidad, tienes que pensar en formatos de TV más grandes.

Una solución ideal

Teniendo todo lo anterior en cuenta, el espacio disponible y la organización del mismo se vuelven algo importante. Cuando tienes que colocar en un mueble una TV de 35 pulgadas o más, suele ocupar todo el espacio disponible. De modo que, si quieres usar el mueble para más cosas, ¿qué se puede hacer? Aquí es donde entran en juego los soportes de pared y de techo.

Imagen del soporte de pared LP3790TN-B.

Estos soportes tienen la ventaja de una fácil instalación y colocación de la pantalla. Suelen venir con brazos articulados para que puedas rotar la TV, acercarla o alejarla de la pared, rotar sobre su eje… Todas estas capacidades hacen que la selección de tu pantalla pueda facilitarse, al tener más libertad para colocarla a tu gusto.

Si te interesan este tipo de soportes, echa un vistazo a nuestros soportes de pared y soportes de techo. Todos con diseños elegantes y discretos, para que la atención se centre en lo que importa, la pantalla. Además, son muy sencillos de instalar y la pantalla se puede acoplar cómodamente. ¡Cuéntanos qué te parecen!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *